Genética y conservación
19/06/12 11:53

Diversidad genética: caída en picado

La reducción del número de linces ibéricos ha tenido un efecto devastador
Camada de la lince Aliaga en 2011.
Camada de la lince Aliaga en 2011.

La reducción del número de linces ibéricos ha tenido un efecto devastador sobre la diversidad genética de la especie. Los análisis de ADN (en concreto de los llamados marcadores de microsatélites nucleares) revelan que los niveles de variación son extremadamente bajos en comparación con otras especies de felinos, especialmente en la población de Doñana (Huelva), que es incluso un 33% más pobre que la de Andújar (Jaén), lo que supone grandes diferencias genéticas entre ambas.

Los análisis realizados a muestras extraídas de especímenes conservados en museos con el fin de contar con una perspectiva histórica sobre la evolución del lince, muestran unas estructuras genéticas mucho más variadas y cómo ésta se ido perdiendo progresivamente a medida que el número de felinos ha decrecido y se han quedado aislados en tan solo dos áreas en Andalucía.

Las investigaciones sobre los marcadores genéticos indican que los efectos de esta deriva son mayores en relación al tamaño de la población y el tiempo que lleven aisladas. Todo esto supone pérdida de capacidad de adaptación al entorno, esencial para la supervivencia de cualquier especie, y también alerta sobre los efectos negativos de la acumulación progresiva de problemas genéticos (alelos deletéreos y homozigosis).

Ninguno de estos aspectos, la falta de diversidad para la adaptación, la consanguinidad y la endogamia, se han analizado directamente hasta la fecha debido a la falta de mayor información genética, un aspecto que se pretende resolver ahora desde el estudio liderado por la Estación Biológica de Doñana con las nuevas técnicas de genómica, con las que se está elaborando el primer mapa genético del lince ibérico. Una potente herramienta que abrirá las puertas a estudios más profundos sobre la situación de este felino, permitirá hacer comparaciones con otras especies como el gato común y mejorar los programas de conservación.

Idiomas disponibles: Inglés
Genes y extinción

Cualquier cambio genético en una población en peligro de extinción puede aumentar el riesgo de desaparecer definitivamente. Se trata de grupos pequeños, que tienden a tener cada vez una menor diversidad genética, lo que supone reducir su capacidad de adaptación a los cambios del entorno, esencial para sobrevivir. Además, con tan pocos miembros, es inevitable la endogamia, que implica menor tasa de reproducción y supervivencia.

La genética, es pues clave. Por eso se está utlizando para evaluar la situación de poblaciones consideradas en peligro, una información que luego se utiliza para elaborar los planes de conservación. El objetivo: aumentar la biodiversidad y reducir la endogamia.

Lynxexitu
 
Powered by