Genómica
23/05/12 22:01

El genoma del panda muestra que es carnívoro

Un equipo internacional de científicos liderado por los chinos secuencian material genético de este mamífero amenazado
Imagen de un panda gigante con una cría.
Imagen de un panda gigante con una cría.

Article on Nature

Sólo quedan entre 2.500 y 3.000 ejemplares en el mundo localizados en una pequeña región montañosa del Este de China. El panda gigante (Ailuropoda melanoleura) está en peligro de extinción debido a que el hombre está destruyendo su hábitat, según afirman los científicos chinos que han liderado la secuenciación del genoma de este animal.

El panda gigante tiene algunos rasgos  biológicos y de comportamiento realmente inusuales, los más evidentes, una dieta basada en el bambú y un índice de reproducción muy bajo. El Instituto de Genómica de Pekín lideró la investigación internacional para estructurar el primer borrador del genoma del panda, en la que se vieron implicados 120 científicos de China, EEUU, Europa y Canadá. Utilizaron nuevas técnicas de secuenciación que permitían abaratar costes y en 2009 se obtuvo el resultado: fue el primer animal  en peligro de extinción del que se secuenciaba el genoma y el segundo carnívoro tras el perro.

Este animal tiene 21 pares de cromosomas y más de 20.000 genes, unas cifras similares a las de los canes. El primer borrador secuenció el 94% del genoma del panda gigante, unos 2,25 Gb (gigabases) y respecto al resto se consideró que los huecos que faltaban (0,05 Gb) correspondían a secuencias repetidas.

El científico Li Ruiqiang, que encabeza el equipo de investigadores, señala que "para profundizar en el conocimiento de algunos de los rasgos únicos del panda, hemos investigado los genes que pueden influir en características como la dieta y fecundidad", explica en la revista Nature.

Además de los genes de la digestión, Li Ruiqiang y el resto de investigadores han seguido el rastro de los genes implicados en el sabor. "Los cinco componentes básicos del sabor son: dulce, salado, ácido, amargo y unami (el quinto sabor, algo parecido a sabroso y asociado, por ejemplo, a la carne)", explican los científicos.

Curiosamente, el panda tiene en su genoma todo lo necesario para un sistema digestivo carnívoro aunque en la actualidad sólo se alimente de plantas. Se han localizado los genes que codifican las enzimas digestivas necesarias para asimilar proteínas (la proteasa, amilasa, lipasa, celulasa, la lactasa, invertasa y maltas) y, sin embargo, no se encontró ninguno para atacar la celulosa que existe en el bambú (incluyendo endoglucanasa, exoglucanasa y beta-glucosidasa). Todo ello  lo que indica que la dieta del panda no se debe por su composición genética propia, sino que puede depender más de los microorganismos existentes en sus intestinos.

El sabor es también un factor importante en el desarrollo de los hábitos alimenticios, así que también se analizó. Los cinco componentes de sabor básico son: dulce, salado, agrio, amargo y umami (el quinto sabor, algo parecido a sabroso y asociado, por ejemplo, a la carne). Los científicos han identificado una posible pérdida de funcionalidad de un gen asociado al receptor del sabor unami en la lengua, "lo que puede explicar, parcialmente, por qué el panda es herbívoro pese a su clasificación taxonómica como carnívoro".

En cuanto a la reproducción, el panda gigante tiene una tasa de fecundidad baja, que es de gran importancia dada la situación de su especie, en peligro de extinción. Por eso los científicos identificaron casi todos los genes relacionados con este aspecto conocidos, aunque en 2010 aún no se habían podido obtener  resultados determinantes.

Por otra parte, el genoma del panda se comparó con los del ser humano y el del perro, constatándose que tiene más en común con este último, con el que comparte el 99% de los genes. La comparación y la comprensión de la genética de este animal puede ser muy útil en el manejo de otras especies en peligro y también en el estudio de enfermedades.

Idiomas disponibles: Inglés
En vanguardia

Genómica quiere decir vanguardia tecnológica. Tecnología punta y ya no tan cara. El primer paso se dio al leer los cerca de las 3.000 millones de 'letras' que forman el genoma humano. De eso hace diez años y con ello se abrió un nuevo mundo de posibilidades para la biología, la medicina y también a las ciencias que estudian la evolución de las especies.

En una década la evolución exponencial que ha experimentado la tecnología de la genómica ha permitido reducir sustancialmente los costes de secuenciación genética, lo que ha permitido ampliar el abanico de especies analizadas. El genoma del panda fue desentrañado en 2010 y en la actualidad científicos de todo el mundo persiguen el objetivo de secuenciar más de 10.000 especies de vertebrados para estudiar su evolución.

Lynxexitu
 
Powered by