Genómica
04/06/12 22:46

La rata topo desnuda puede tener la clave de la longevidad en su genoma

Estos animales viven unas diez veces más que otros mamíferos de tamaño similar, hasta 30 años
Una rata topo desnuda.
Una rata topo desnuda.

Artículo publicado en LiveScience/12 octubre 2011

La rata topo desnuda es un ser curioso, un roedor sin pelo que vive a bastante profundidad, que tiene resistencia al cáncer y una larguísima vida, viven diez veces más que los mamíferos de un tamaño similar. Por eso se está estudiando su genoma, ya que podría ayudar a los científicos a desentrañar los secretos de la criatura y, de camino, puede ayudar a mejorar la salud humana.

"Son unos seres extraños, realmente raros y con una gran cantidad de especializaciones muy interesantes", asegura a LiveScience el investigador responsable del estudio, Thomas Park, de la Universidad de Illinois en Chicago. "Estamos trabajando para entender cómo llegan a tener estas características. Tener el genoma nos da un arsenal totalmente nuevo para acercarnos a esta cuestión".

El genoma podría tener las claves para descifrar los rasgos únicos de la rata topo desnuda, tanto sobre su longevidad como de sus comportamientos y características sociales. Con esta información, los científicos pueden aprender más acerca de la evolución e incluso podría ayudar a diseñar mejores tratamientos para las enfermedades humanas, tales como accidentes cerebrovascular y el cáncer, o incluso, llegar a encontrar la fuente de la juventud.

Un mamífero "muy especial"

Algunos encuentran que es horrible, mientras que a otros les resulta adorable, pero nadie puede negar que la rata topo desnuda es una criatura peculiar. Este animal, de pequeño tamaño con forma de salchicha vive en madrigueras subterráneas con un máximo de 100 miembros reunidos en ellas. Están a una profundidad considerable y los niveles de oxígeno allí son increíblemente bajos.

La rata topo desnuda es el único mamífero de sangre fría, carece de pelo, tiene una vista horrible, es "resistente al cáncer" y vive hasta 30 años, unas diez veces más que otros roedores de tamaño similar. Incluso son inmunes al dolor de la irritación causada por los ácidos y las comidas picantes.

La rata topo desnuda es también el único mamífero que vive en una sociedad de forma similar a la de las abejas: sólo unas pocas llegan a tener crías, mientras que el resto recoger alimentos y mantienen el nido.

La secuenciación del extraño

El equipo internacional ha utilizado un método llamado escopeta de secuenciación para leer el genoma de la rata topo desnuda. Con este sistema se leen largas cadenas de bases químicas de las que está compuesto el ADN. Estas bases son como las letras que componen las palabras y frases que definen nuestro código genético. Los científicos las colocaron después en fila hasta encontrar el que se superponían y fueron creando cadenas más largas hasta cubrir todo el genoma. Repitieron el proceso varias veces para comprobar si se habían producido lecturas erróneas.

Tras conseguir un genoma completo, los investigadores lo compararon con el humano y el de ratones. Buscaban cualquier diferencia significativa. Los cambios en los genes podrían explicar por qué algunos mamíferos viven más tiempo o son resistentes a las enfermedades.

Vera Gorbunova, un investigador de la Universidad de Rochester en Nueva York que no participó en el estudio, está muy entusiasmado con las posibilidades. "Tener la secuencia del genoma es un punto de partida. Ahora, con esta herramienta en la mano, necesitamos hacer muchos más análisis para entender la longevidad de ratas topo desnudas y su resistencia del cáncer", dijo en un correo electrónico a LiveScience. "Estos mecanismos únicos podrían aplicarse en la prevención del cáncer y para prolongar la vida de los seres humanos".

Resultados

Los investigadores encontraron que la rata topo desnuda había anulado varios genes relacionados con la visión, ya que vive en la oscuridad. También detectaron una mutación en el denominado "pelo", que se ha localizado como la causa de la calvicie en ratones y seres humanos, lo que podría explicar la forma en que perdió su 'abrigo de pelo'.

Así, las primeras comprobaciones y comparaciones superficiales a la secuenciación del genoma ya están arrojando luz sobre los cambios que pueden conducir a la singularidad de la rata topo desnuda, una información que también puede ser útil para la salud humana. En este sentido, la apoplejía y o el ataque cardiaco tienen como consecuencia privar a las partes del cuerpo del oxígeno. Descubrir cómo las ratas topo sobreviven en su madriguera con tan bajos niveles de oxígeno sin que sus cerebros se vean afectados puede ayudar a los científicos a diseñar mejores tratamientos.

Por otra parte, comparando este primer genoma con los de otras ratas topo, incluyendo las solitarias, los científicos también podrían desentrañar cómo los genes de los animales influyen en sus comportamientos, según explicó Chris Faulkes, un investigador de la rata topo desnuda en la Universidad Queen Mary de Londres, que no estuvo involucrado en el estudio.

Secuencia para todos

"Mucha gente utilizará esta información, más allá de aquellos que son fanáticos de la rata topo como yo, porque mirando a estos animales extremos se puede descubrir mucho acerca de especies más habituales", dijo Faulkes. "Se puede aplicar a una esfera mucho más amplia de las cosas".

Los investigadores que secuenciaron el genoma de esta rata topo desnuda lo pondrán a disposición de la comunidad científica, por lo que diversos grupos que estudian los genes específicos implicados en el cáncer y la longevidad puede buscar esos genes y determinar cómo se puede ser diferente en la rata topo desnuda. "Es ciencia básica", dijo Park refiriéndose a la secuenciación del genoma, "pero puede ser una herramienta muy útil, ya que se pone en manos de los científicos de todo el mundo".

Idiomas disponibles: Inglés
En vanguardia

Genómica quiere decir vanguardia tecnológica. Tecnología punta y ya no tan cara. El primer paso se dio al leer los cerca de las 3.000 millones de 'letras' que forman el genoma humano. De eso hace diez años y con ello se abrió un nuevo mundo de posibilidades para la biología, la medicina y también a las ciencias que estudian la evolución de las especies.

En una década la evolución exponencial que ha experimentado la tecnología de la genómica ha permitido reducir sustancialmente los costes de secuenciación genética, lo que ha permitido ampliar el abanico de especies analizadas. El genoma del panda fue desentrañado en 2010 y en la actualidad científicos de todo el mundo persiguen el objetivo de secuenciar más de 10.000 especies de vertebrados para estudiar su evolución.

Lynxexitu
 
Powered by