Genómica
07/06/13 13:32

Almoradux ayuda a identificar los genes que se 'expresan' en un lince

Un lince en libertad.  - Linxexitu

Almoradux falleció con seis años a consecuencia de la Enfermedad Renal Crónica (ERC). Era el único macho del programa de cría en cautividad nacido en libertad en Doñana y aún después de su muerte ha seguido ayudando a tener un mejor conocimiento de esta especie en peligro de extinción. Los científicos implicados en Lynxgenomics han utilizado muestras de diversos órganos de su cuerpo para estudiarlos genéticamente.

Cada célula del cuerpo de un ser vivo contienen una copia del conjunto del ADN del individuo. Estas copias son idénticas siempre salvo en los gametos, las células sexuales que únicamente contienen un juego de cromosomas en lugar de dos. Sin embargo, tenemos tejidos y órganos diferenciados y especializados en funciones que en nada se parecen, lo que es debido a que en cada tipo de célula sólo se encuentra activa una parte de la información genética global. Esta determinada combinación es distinta de la que se utiliza en otra zona del cuerpo, y se 'expresa' generando órdenes que dan lugar a la producción de unas proteínas concretas.

El equipo de Lynxgenomics ha analizado aquellos genes que se 'expresan' en el lince ibérico para lo que se han extraído muestras de diez órganos de Almoradux, entre ellos el hígado, bazo, piel, cerebro, o testículos, con el fin de obtener una panorámica de los genes que se están expresando en el conjunto del organismo y en cada víscera.

Así, se han secuenciado las copias intermediarias que los genes producen cuando se expresan, las moléculas de RNA o transcritos, y que sirven a su vez de molde para la síntesis de las proteínas (esenciales para el funcionamiento del ser vivo). Con esta estrategia se han conseguido identificar más de 18.700 genes de lince por su parecido a genes descritos en humanos o en el gato doméstico. Además, más de la mitad de estos genes se han conseguido secuenciar en más del 90% de su longitud. Estos datos indican que se ha obtenido una buena cobertura de la parte expresada del genoma del lince ibérico, que como en otras especies supone una fracción pequeña (entre el 1 y el 2%) del total del ADN.

Analizar el transcriptoma ha constituido además una herramienta muy útil en el desarrollo del proyecto Lynxgenomix, ya que ha servido de apoyo para el proceso de ensamblaje del genoma del lince, al aportar secuencias ordenadas dentro del conjunto de 'piezas sueltas' del gran puzzle que es un genoma sin ordenar. Además, una vez se tenga el genoma reconstruido, el transcriptoma ayudará a lo que técnicamente se conoce como 'anotar el genoma': identificar donde empiezan y acaban todos los genes y averiguar su función.

Idiomas disponibles: Inglés
En vanguardia

Genómica quiere decir vanguardia tecnológica. Tecnología punta y ya no tan cara. El primer paso se dio al leer los cerca de las 3.000 millones de 'letras' que forman el genoma humano. De eso hace diez años y con ello se abrió un nuevo mundo de posibilidades para la biología, la medicina y también a las ciencias que estudian la evolución de las especies.

En una década la evolución exponencial que ha experimentado la tecnología de la genómica ha permitido reducir sustancialmente los costes de secuenciación genética, lo que ha permitido ampliar el abanico de especies analizadas. El genoma del panda fue desentrañado en 2010 y en la actualidad científicos de todo el mundo persiguen el objetivo de secuenciar más de 10.000 especies de vertebrados para estudiar su evolución.

Lynxexitu
 
Powered by