Genómica
29/05/14 14:56

Los grandes felinos se convirtieron pronto en carnívoros

El tigre de Amur o tigre siberiano.
El tigre de Amur o tigre siberiano.

Los grandes felinos tales como el león, el tigre o el leopardo, sufrieron rápidos cambios en sus genes que les llevaron a convertirse en predadores carnívoros. Esta evolución se ha constatado en un estudio internacional que también ha descubierto que, pese a todo, estos animales tienen en común el 95% de sus genes con el gato doméstico, del que se diferenció hace unos 10,8 millones de años. Los científicos han estudiado el ADN de un tigre de Amur (o tigre siberiano), uno de los más amenazados de extinción del mundo, y de otras tres especies cercanas, el tigre de bengala, el león africano y el leopardo de las nieves.

El estudio, publicado en Nature Communications, señala que estos animales se adaptaron a su entorno desarrollando una potente musculatura capaz de una rápida contracción, la capacidad para digerir grandes cantidades de carne y su fino sentido del olfato, y lo hicieron a través de rápidas evoluciones y adaptaciones genéticas. Para llegar a esta conclusión comenzaron obteniendo una muestra de Taegeuk, un macho de tigre siberiano de 9,5 años del zoo Everland (Corea del Sur), y posteriormente lograron ADN de los otros grandes felinos, lo que les ha permitido compararlos entre sí y con otras especies. La información obtenida contribuirán a mejorar el manejo y la conservación de estas especies.

Estos animales tienen 5.882 genes con características en sus aminoácidos exclusivas de su linaje felino, de las cuales 1.376 han sufrido modificaciones específicas que serían las que les han permitido llevar una dieta completamente carnívora y también desarrollar su gran masa muscular. Dichas variaciones  se han localizado mediante un estudio comparativo de los genomas del tigre, el humano, el del perro y el ratón.

Este nexo común entre los grandes felinos indica que mayor parte de esta evolución se produjo en un ancestro común a las cuatro especies, es decir, antes de que éstos se separaran. Uno de los autores de la investigación, el científico Jonf Blank, en declaraciones a Nathional Geographic, explica que éstos animales pudieron evolucionar probablemente "para llenar un particular nicho carnívoro en su entorno", para lo que las modificaciones sufridas a nivel genético les proporcionan una ventaja competitiva.

Hasta ahora el único felino del que se había secuenciado su ADN era el gato, de ahí la importancia de estas nuevas invesgitaciones. En este sentido, el investigador señala a la agencia SINC que la línea de investigación abierta no se para aquí ya que "en algunos países es cada vez más frecuente obtener materiales genéticos de los excrementos de los tigres. Hay muchos ejemplos antiguos en los museos. Ahora, estos pueden ser secuenciados en parte o en su totalidad y compararlos con nuestro genoma de referencia. Esto hará que la conservación de los grandes felinos de forma conjunta sea mucho más eficaz y eficiente".

Los científicos también hallaron una mutación en el león blanco que puede haber intervenido en su adaptación a vivir a gran altura, concretamente los genes EGLN1 y EPAS1, que se relacionan con la falta de oxígeno (hipoxia) y que son exlcusivos de esta especie. También consideran que el gen TIR, involucrado en el color blanco del pelaje de los gatos y que una mutación en su aminoácido sería la responsable de que algunos leones africanos sean blancos.

El tigre de Amur pobló el este de Rusia, el norte de China y la península de Korea, aunque hoy se encuentra en serio peligro de extinción. La caza intensiva de este animal llevó a que en la década de los años 40 no quedaran más que 40 ejemplares en libertad. En la actualidad, tras numerosos esfuerzos conservacionistas, existen unos 400 individuos en Rusia, que constituyen la mayor población de tigres sin fragmentar dle mundo.

El equipo responsable de esta investigación ha estado liderado por Yun Sung Cho en el Fundación para la Investigación del Genoma en Corea.en Suwon, en Korea del Sur, que ha colaborado con científicos de otros diez países, concretamente de China, Estados Unidos, Rusia, Namibia, Africa del Sur, Dinamarca, Arabia Saudí, India, Mongolia y Holanda.

Idiomas disponibles: Inglés
En vanguardia

Genómica quiere decir vanguardia tecnológica. Tecnología punta y ya no tan cara. El primer paso se dio al leer los cerca de las 3.000 millones de 'letras' que forman el genoma humano. De eso hace diez años y con ello se abrió un nuevo mundo de posibilidades para la biología, la medicina y también a las ciencias que estudian la evolución de las especies.

En una década la evolución exponencial que ha experimentado la tecnología de la genómica ha permitido reducir sustancialmente los costes de secuenciación genética, lo que ha permitido ampliar el abanico de especies analizadas. El genoma del panda fue desentrañado en 2010 y en la actualidad científicos de todo el mundo persiguen el objetivo de secuenciar más de 10.000 especies de vertebrados para estudiar su evolución.

Lynxexitu
 
Powered by