Lince ibérico
23/06/15 21:15

El lince pasa de estar "en peligro crítico" a estar "en peligro" de extinción

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza constata la mejoría en la especie lograda gracias a los esfuerzos de conservación

El lince ibérico ha dejado de estar en "peligro crítico de extinción", lo que supone un importante paso en el camino a su supervivencia. Sin embargo, todavía sufre un gran riesgo de desaparecer y tan sólo ha mejorado un peldaño en el escalafón de la conservación de especies salvajes: ahora se lo considera en "peligro de extinción", según la última actualización de la llamada Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Los esfuerzos de conservación del lince ibérico (Lynx pardinus) llevados a cabo desde hace tres décadas en el sur de España están dando sus frutos y la población de este felino se ha triplicado en una década. Esto le ha permitido pasar de ser considerado "en peligro crítico" a "en peligro" de extinción dentro de la Lista Roja que elabora la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), el organismo internacional de referencia sobre el estado de conservación de animales y plantas. Era la única especie de felino catalogado dentor del área de mayor peligro.

El lince ibérico fue declarado especie en peligro en 1986 por la IUCN y en 2002 se cambió a la categoría de mayor amenaza. La edición de la Lista Roja dada a conocer el 24 de junio de 2015, supone una vuelta atrás y la confirmación de su mejoría. "Las acciones de conservación eficaces pueden obrar maravillas", señalaInger Andersen, directora general de la UICN, para quien "salvar al lince ibérico, que se encontraba al borde de la extinción, salvaguardando al mismo tiempo los medios de vida de las comunidades locales, es un ejemplo perfecto de este tipo de acciones", informa la organización en un comunicado.

En España a población de este felino se concentraba en dos áreas separadas sin contacto alguno entre sí, en los montes de Andújar (Jaén) y en el parque de Doñana (Huelva). Tras decenios en declive, su número ha pasado de los 52 individuos maduros que se contabilizaron en el año 2002 a los 156 del pasado año 2012.

Las acciones de manejo y recuperación se vieron fortalecidas en 1994 por el programa europeo Life --hoy Iberlince--, que ha ido creciendo e involucra en la actualidad a una veintena de organismos de investigación, administraciones y organizaciones no gubernamentales. Así, se han acometido acciones de conservación como la restauración de poblaciones de conejos –la presa principal del lince ibérico- , monitoreo del trampeo ilegal, y sistemas de compensación para los propietarios que hicieron que sus tierras fuesen compatibles con las necesidades de hábitat del lince ibérico.

Además, la Junta de Andalucía puso en marcha el Programa de Cría en Cautividad y el 28 de marzo de 2005, hace una década, Saliega daba a luz la primera camada, los linces Brezo y Brisa. Desde entonces, han nacido y salido adelante un total de 183 cachorros, a los que hay que añadir los de la camada de 2015, de los que han nacido más de 40 en los diferentes centros. Estos linces han permitido crear un centro en Portugal y reintroducir la especie en un pequeño área del vecino país luso así como en Extremadura y en los Montes de Toledo (Castilla-La Mancha), además de reforzar las poblaciones que viven en la comunidad autónoma andaluza.

Otra de las claves de esta evolución positiva es también la traslocación de individuos, de forma que ejemplares de la población de Doñana se han trasladado a Jaén y viceversa con el fin de mejorar la diversidad genética de la especie, que se encuentra muy deteriorada según los científicos.

"Es un logro fantástico para el lince ibérico, y una prueba excelente de que las acciones de conservación dan resultados concretos", diceUrs Breitenmoser, Copresidente del Grupo de Especialistas en Felinos de la Comisión de Supervivencia de Especies de la UICN. "Pese a todo, el trabajo dista de haber concluido; debemos proseguir nuestra acción de conservación para garantizar el crecimiento poblacional y la expansión del área de distribución de la especie en el futuro."

La Lista Roja incluye 77.340 especies, de las cuales 22.784 están amenazadas de extinción, entre ellas el lince ibérico. La amenaza por excelencia es la pérdida y degradación del hábitat en el que se encuentran, que afecta al 85% de los animales y plantas evaluados. A este factor determinante se unen otros como el comercio ilícito (que conduce a su captura) y la presencia de especies invasoras, que compiten por los mismos alimentos y espacios que las autóctonas sin que les frenen los mismos predadores o factores climáticos.

Idiomas disponibles: Inglés
Pocos y aislados

El lince ibérico es la especie en peligro de extinción mas emblemática de España y un símbolo del reto que supone la conservación. El vertiginoso proceso de declive de este felino lo ha reducido a dos núcleos aislados en Andalucía, Doñana y Andújar, con unos 60 y 200 individuos, respectivamente.

Se sospecha que los factores genéticos están detrás de la reducción de los índices de supervivencia y reproducción de estas poblaciones. Las investigaciones en genómica van a ser una herramienta útil para mejorar los programas de conservación, tanto el de los centros de cría en cautividad como el ex situ, al localizar los especímenes con problemas genéticos.

Lynxexitu
 
Powered by